viernes, 17 de noviembre de 2017

El Cacao, 1ª parte


Theobroma cacao L es el nombre científico que recibe el árbol del Cacao o cacaotero, planta de hoja
perenne de la familia Esterculiáceas. Theobroma significa en griego «alimento de los dioses»; Cacao
deriva del nahua «cacáhua». Este nombre científico lleva añadida al final una abreviatura botánica
convencional, en este caso L., que es la inicial del apellido del naturalista sueco que clasificó la planta,
C. Limieo.
Otras acepciones
 La palabra Cacao puede hacer referencia a tres conceptos muy relacionados entre sí:
1. Cacao puede referirse, en primer lugar, al fruto del cacaotero, similar a la palmera, entendido este
bien como la mazorca que crece directamente de su tronco, bien como las semillas contenidas en
ese fruto.
2. En segundo lugar, el Cacao es también el producto que resulta de la fermentación y el secado de esas
semillas (o habas o marceas) del fruto del árbol del Cacao. El Cacao, entendido así, es el componente básico
del chocolate.
3. Por último, se denomina además cacao al polvo seco que se obtiene moliendo los granos y extrayendo,
total o parcialmente, la grasa o manteca de cacao.
La planta
Theobroma cacao
es el nombre del árbol del Cacao (o cacaotero). Empezó en México y se extendió hasta la
cuenca del río Amazonas. El origen de su nombre viene de la lengua Nahua.
   El cacaotero es un árbol que necesita de humedad y de calor. Es de hoja perenne y siempre se encuentra en
 floración, crece entre los 6 y los 10 m de altura. Requiere sombra (crecen a la sombra de otros árboles más grandes como cocoteros y plataneros), protección del viento y un suelo rico y poroso, pero no se desarrolla bien en las tierras bajas de vapores cálidos. Su altura ideal es, más o menos, a 400 msnm. El terreno debe ser rico en nitrógeno y en potasio, y el clima húmedo, con una temperatura entre los 20 °C y los 30 °C.
   Árbol caulífloro (flores y frutos nacen directamente del tallo y ramas). Sus pequeñas flores de color rosa y sus frutos crecen de forma inusual, directamente del tronco y de las ramas más antiguas. Las flores son polinizadas por unas pequeñas mosquitas. El fruto es una baya denominada maraca o mazorca, que tiene forma de calabacín alargado, se vuelve roja o amarillo purpúrea y pesa aproximadamente 450 g cuando madura (de 15 a 30 cm de largo por 7 a 12 de ancho). Un árbol comienza a rendir cuando tiene 4 ó 5 años. En un año, cuando madura, puede tener 6.000 flores pero sólo 20 maracas. A pesar de que sus frutos maduran durante todo el año, normalmente se realizan dos cosechas, la principal (que empieza hacia el final de la estación lluviosa y continúa hasta el inicio de la estación seca) y la intermedia (al principio del siguiente periodo de lluvias), y son necesarios de cinco a seis meses entre su fertilización y su recolección.
Variedades del cacao
   Existen tres variedades principales de Cacao, al criollo o nativo: es el Cacao genuino y fue bautizado así por los españoles al llegar a México. Se cultiva en América en Perú, Venezuela (fundamentalmente en Chuao), y en el Caribe, en la zona del océano Indico y en Indonesia. Es un Cacao reconocido como de gran calidad, de escaso contenido en tanino, reservado para la fabricación de los chocolates más finos. El árbol es frágil y de escaso rendimiento. El grano es de cáscara fina, suave y poco aromática. Representa, como mucho, el 10% de la producción mundial. Un ejemplo de la variedad criolla es el Cacao Ocumare proveniente del Valle de Ocumare de la Costa, Venezuela.
• El forastero o campesino: originado de la alta Amazonia. Se trata de un Cacao normal, con el tanino más
elevado. Es el más cultivado y proviene normalmente de África. El grano tiene una cáscara gruesa, es
resistente y poco aromático. Para neutralizar sus imperfecciones, requiere un intenso tueste, de donde
proceden el sabor y los aromas quemados de la mayoría de los chocolates. Los mejores productores usan grano forastero en sus mezclas, para dar cuerpo y amplitud al chocolate, pero la acidez, el equilibrio y la complejidad de los mejores chocolates proviene de la variedad criolla.
• Los híbridos, entre los que destaca el
trinitario, es un crece entre el criollo y el forastero, aunque su calidad es más próxima al del segundo. Como su nombre sugiere, es originario de Trinidad donde, después de un terrible huracán que en 1727 destruyó prácticamente todas las plantaciones de la Isla, surgió como resultado de un proceso de crece. De este modo, heredó la robustez del Cacao forastero y el delicado sabor del Cacao criollo, y se usa también normalmente mezclado con otras variedades. Como ejemplo de un trinitario tenemos al Carenero Superior, de Barlovento, al este de Caracas, en el estado de Miranda, Venezuela.
Cosecha y preparación para su transformación en chocolate
   El Cacao tiene una corteza rugosa de casi 4 cm de espesor. Está rellena de una pulpa rosada viscosa, dulce y
comestible, que encierra de 30 a 50 granos largos (blancos y carnosos) acomodados en filas en el enrejado que forma esa pulpa. Los granos o habas del Cacao tienen la forma de las judías, dos partes y un germen rodeados de una envoltura rica en tanino. Su sabor en bruto es muy amargo y astringente.
  En algunas regiones, la recolección del Cacao se lleva a cabo durante todo el año, aunque sobre todo entre los meses de mayo a diciembre. En otras partes del mundo, África occidental por ejemplo, la cosecha principal se recolecta entre septiembre y febrero.
• Guiándose por el color de la vaina y por el sonido que hace su interior al ser ligeramente golpeado, el recolector sabe cuando ha llegado el momento de la cosecha. Tan pronto como las mazorcas maduran, los llamados tumbadores, con una hoz o con un cuchillo especial tipo hoz fijado sobre una pértiga, cortan el pedúnculo de la mazorca, teniendo cuidado de no dañar las flores y los brotes cercanos. Después se corta el fruto con el machete en sentido transversal.
• Se cortan las vainas sin estropear las semillas. Estas se sacan con un utensilio en forma de cuchara con la pulpa que las rodea, y se disponen en un montón cónico sobre una base de hojas de plátano. Luego se enrollan las hojas de la base y se añaden otras hojas grandes para envolver los montones completamente. Así se inicia el proceso de fermentación, que dura entre tres y siete días según el sabor que ellos quieren.
Proceso químico
   Las bacterias y levaduras presentes en el aire se multiplican en la pulpa que rodea los granos por su concentración de azúcares y ésta se descompone formando un líquido ácido y alcohol. Esto aumenta la temperatura del montón y unas transformaciones tienen lugar en el interior de cada grano. Su color cambia del púrpura al marrón chocolate y el olor a cacao empieza a manifestarse. La fermentación a veces se omite, habiendo plantadores y fabricantes a favor y en contra de ello. El objetivo de esta fermentación es doble: primero, que la pulpa se convierta en ácido acético que se evapore y que la semilla se hinche, hasta parecerse a una almendra gruesa de color marrón. Segundo, que se reduzca el amargor y la astringencia, y que se desarrollen los precursores del aroma. La calidad de los granos depende de este proceso de fermentación. Si es excesivo, el cacao puede arruinarse, si es insuficiente, puede adquirir un sabor de patatas crudas y son atacados por los hongos.
   A continuación, se extienden los granos y, mientras se rastrillan constantemente, se desecan. En las grandes plantaciones, esto se hace con enormes bandejas, tanto en el exterior para que actúen los rayos del sol, como en cobertizos mediante calor artificial. El peso de los granos disminuye con este proceso una cuarta parte de su peso original.
   En zonas rurales, cientos de toneladas se secan en pequeñas bandejas o en cueros, con aves de corral, cerdos, perros y otros animales errando a sus anchas. En algunos casos, en ciertas regiones de América se practica todavía la danza del cacao: los nativos descalzos pisan y caminan sobre los granos y, de vez en cuando, durante la “danza” se rocía sobre los granos arcilla roja con agua para obtener un mejor color, pulido y protección contra los hongos durante el viaje a las fabricas de los países industrializados, donde se someterá a las transformaciones encaminadas a obtener finalmente el chocolate.

 

 

 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Manten sano tu Cabello, 2ª y última parte


TRATAMIENTO NATURAL DEL CABELLO EN OTOÑO Y DURANTE LOS PERÍODOS DE MUDA MÁS INTENSA
Antes de empezar cualquier tratamiento o aplicar alguna fórmula para el cabello, es fundamental acudir a un dermatólogo experto en medicina biológica. De este modo conseguirás un correcto diagnóstico sobre el tipo de alopecia a tratar y no tendrás ninguna sorpresa desagradable.
Loción capilar a la Capuchina
   Esta loción está especialmente recomendada durante el otoño. Su aplicación diaria nutre, equilibra y remineraliza tu cuero cabelludo. Los componentes fitoactivos aportan vitaminas, minerales y oligoelementos, que mantienen el pelo sano. Además, este preparado te facilita el peinado y proporciona vigor a tu cabello.
Para preparar el extracto fitoactivo de capuchina al vinagre de sidra:

+ 1 litro de vinagre de sidra.
+ 25 g de hojas y flores de capuchina (Tropaeolum majus).
+ 25 g de hojas de pasiflora (Passiflora inca mata).
+
25 g de hojas de abedul (Betula alba).
+ 25 g de hojas de ortiga (Urtica dioica).
  
Deja macerar el preparado durante 10 días, a partir de la luna creciente, y fíltralo. Utiliza 100 ml para la elabora ció de la loción capilar y guarda el resto de la preparación para poder formularla nuevamente cuando sea necesario. También puedes utilizar este vinagre después de haberte lavado el cabello, al aclarártelo por última vez.


Para preparar el compuesto de aceites esenciales:

+ 1 ml de aceite esencial de limón (Citrus limón).
+ 1 ml de aceite esencial de naranja (Citrus aura ntium).
+ 1 ml de aceite esencial de ciprés (Cupressus sempervirens).
Para realizar la fórmula, mezcla los ingredientes en el siguiente orden:
+ 1.- 100 ml del extracto fitoactivo de Capuchina.
+ 2.- Añadir los 3 ml del compuesto de aceites esenciales.
+ 3.- 10 gotas de aceite de ricino.
+ 4.- 900 ml de agua destilada.
+ 5.- 1 ampolla de oligoelementos oro-cobre-plata.
   Agita y dinamiza bien todos los ingredientes durante un minuto y conserva la loción capilar en frascos de color topacio o azul oscuro (la luz puede variar las propiedades de las plantas).
Modo de empleo: Agita el producto antes de usarlo y aplícalo sobre el cuero cabelludo seco, haciéndolo penetrar lentamente con suaves masajes.
   Para un cuidado intensivo se recomienda aplicar la loción diariamente, antes de peinarse.


Acción de cada uno de los ingredientes

 + El vinagre de sidra cumple una doble función: sirve de solvente natural para extraer las sustancias fitoactivas de los vegetales, a la vez que proporciona un pH adecuado al producto con respecto al cuero cabelludo.                                                                                                                                                                            + El nombre de Capuchina (Tropaeolum majus) deriva del griego y significa “trofeo”
   Es una planta que ofrece unas flores muy hermosas y coloridas, que se puede cultivar fácilmente en cualquier rincón de la terraza. Las hojas pueden emplearse para condimentar ensaladas y elaborar la loción capilar.
   Contiene varios fitoactivos, como Vitamina C y A, aceites esenciales, isotiocianato de isobutilo y glicotrofeolina.
   También tiene propiedades fitocosméticas, ya que regula la caspa y vigoriza el bulbo piloso.
+ Del abedul (Betula alba) se puede obtener una bebida fermentada (la “cerveza de abedul”) que puede emplearse como base de un champú natural para los cabellos grasos. Contiene fitoactivos como flavonas, aceites esenciales, Vitamina C, botulina, sodio, fósforo y saponinas.
   Entre sus propiedades fitocosméticas, el abedul regula la seborrea y mejora el drenaje de toxinas a través de la piel. Además también mejora las Dermatitis seborreicas.
+ La Ortiga mayor (Urtica dioica) contiene fitoactivos como clorofila, sales minerales, hierro, calcio, silicio, azufre, potasio, manganeso, ácidos orgánicos, Provitamina A y mucílagos.
   Entre sus propiedades fitocosméticas destaca como nutritiva y remineralizante. También fortalece el pelo, calma las reacciones alérgicas y frena la caspa y los picores.
+ La pasiflora (Passiflora incarnata) contiene fitoactivos como los flavonoides, el quercetol, el kampherol, el apigenol y los heterópsidos. Las propiedades fitoactivas de la pasiflora son varias, ya que regula las distonías neurovegetativas y los ciclos vitales del pelo, relaja el cuero cabelludo y resulta excelente para el tratamiento de los cabellos denominados “estresados”.


Mascarilla capilar
Para cabellos oscuros
   Esta fórmula sirve para mejorar la textura, sedosidad y soltura del cabello, a la vez que le da unos ligeros tonos cálidos.
Ingredientes:
+ Henna caoba natural.
+ Agua caliente.
+ De una a dos cucharadas soperas de aceite de romero.
Preparación:
   Mezcla los tres ingredientes. Las cantidades de Henna y agua están en función de la cantidad de cabello. Si tu melena es corta, añade una cucharada sopera de aceite y si es larga y espesa, dos cucharadas.
   El tiempo de exposición también varía según el color del pelo: 10 min. en cabellos negros y 5 min. en cabellos de tono castaño oscuro.
Para cabellos claros:
 Modo de empleo:                                                                                                                                                                       Aplica la mascarilla sobre el Cabello previamente mojado y sin lavar. Después del tiempo de exposición correspondiente a tu color de cabello, acláralo con abundante agua y lávate la cabeza con un champú de pH ligeramente ácido.
Ingredientes:
+ Manzanilla romana en polvo.
+ Agua caliente.
+ 1 o 2 cucharadas soperas de aceite de romero.
Preparación y modo de empleo:
   Sigue las mismas indicaciones y aplicación de la fórmula anterior.
   Si tienes el pelo de color rubio ceniza, aplícatelo durante 10 min., pero si tu cabello es más claro, el tiempo de exposición debe ser de 5 min.

martes, 14 de noviembre de 2017

Manten sano tu cabello, 1ª parte


Con la llegada del otoño, la caída del cabello se convierte para muchos en un grave problema.                                                                
Aunque esta caída es una fase más de la vida del pelo, se pueden utilizar preparados naturales para prevenirla y conseguir que se mantenga sano y bonito.
  A lo largo de los tiempos el cabello ha sido considerado como un precioso elemento de belleza humana. Para los antiguos era emblema de majestad y poder, por lo que una hermosa cabellera habitualmente se consagraba a una divinidad. En cuanto a la falta de cabello, la calvicie se contemplaba como un signo de sabiduría.
  Hoy por hoy, el cabello sigue siendo un factor estético importante, que sufre metamorfosis según los cambios propios de su naturaleza, las modas y los gustos personales.
Otoño, naturaleza y cabello
   Una vez más, naturaleza y cuerpo humano muestran parecidos asombrosos. Con la llegada del otoño, los árboles pierden sus hojas y el cabello cae. ¿Se debe este fenómeno a una simple coincidencia, ocurre por la vuelta a la rutina diaria o por una sintonía entre el cuerpo y los ciclos de la naturaleza?
   Si bien los mamíferos sufren una muda de pelaje durante los cambios estacionales, para reducir o aumentar el pelo y mantener así su temperatura corporal, los científicos afirman que el hombre ha perdido esta función y que, por esto, nos ponemos o quitamos ropa según la temperatura del medio.
   En el caso del cabello, se ha comprobado que sus ciclos normales pueden variar y modificarse en función de la temperatura, el clima y los alimentos propios de la estación.
   Esto nos permite asegurar que el cabello y el vello corporal conservan la función de muda, aunque de forma mucho más sutil. Es por este motivo que el cabello puede caer más abundantemente en otoño.
Cuida tu pelo
   Las alteraciones nerviosas afectan de forma directa a la salud del pelo. Ante todo, pues, conviene mantener la calma y cuidar el cabello con productos naturales que fortalezcan y protejan sus ciclos y ritmos naturales, evitando las formulas mágicas que prometen hacerlo crecer rápidamente. En el mercado de la cosmética capilar se ofrecen predominantemente tratamientos estimulantes que a la larga aceleran y acoran las fases y ciclos del pelo. Al principio parecen funcionar, pero luego el cabello crece fino y se cae en poco tiempo. Este proceso es
parecido a lo que sucede con los vegetales, cuando se les aplican abonos químicos, si bien es cierto que crecen rápido,
también los es que tienen menos sabor y resistencia ¿Quien no ha comprobado alguna vez la gran diferencia que existe entre una tomatera cultivada respetando su ritmo biológico y otra de cultivo forzado?
   Así mismo, determinados principios activos, como la testosterona, activan el crecimiento del pelo y provocan una leración del ciclo vital (cinco veces más rápida de lo norma). Como el folículo
piloso está programado por la naturaleza para un ritmo determinado, su producción se agota pronto y, por consecuencia, el cabello nace fino, débil, sin fuerza y finalmente muere antes de tiempo. Lo mismo le sucede al deportista que consume azúcar blanco antes de la competición. El estimulo provocado agota las reservas energéticas y después de la es más difícil recuperarse, por lo que la musculatura sufre las consecuencias.
   Para concebir fórmulas naturales efectivas para el cuidado del
cabello es necesario conocer previamente las funciones y el proceso de vida al pelo.
Ciclos y ritmo del cabello
   Durante la vida del cabello se encuentran tres ciclos bien definidos.
Primera fase anágena o periodo de crecimiento
   Esta fase de crecimiento dura de dos a tres años. Una vez superada esta etapa, se dice que el pelo ha adquirido su madurez. Entre un 80 y un 90% de nuestro cabello se encuentra en esta fase
Segunda fase o catágena
   Es una fase de involución, un período de transición, en el cual las células dejan de dividirse y de fabricar pigmento y el crecimiento se paraliza debido a la pérdida de nutrición.
   Este período tiene una duración aproximada de dos o tres semanas pero después el cabello vuelve a crecer.
Tercera fase o telógena
   La actividad folicular no es continua. A un período de crecimiento le sigue un periodo de descanso y luego el cabello degenera y cae. Esta fase dura aproximadamente entre tres y cuatro meses. Cuando el cabello llega al final de este ciclo, se va separando progresivamente de la papila y va siendo empujado hacia el exterior por un nuevo pelo que se origina debajo del anterior. En condiciones normales, el 10 % del pelo suele encontrarse en esta fase de reposo, lo que corresponde a una caída de unos 100 cabellos al día.
   Pelo por pelo, este ciclo es individual y anárquico, menos en el momento del embarazo, ya que todo el cabello de la madre vive al mismo ritmo. El crecimiento máximo del cabello se sitúa entre los 15 y los 30 años, mientras que a partir de los 50 el pelo crece muy poco.
   Cada cuatro o cinco años se produce la muda más intensa de pelo. Debido a esto, hay épocas en que nos podemos asombrar de la cantidad de cabellos que caen. Es un fenómeno normal, y si se acoge con tranquilidad y sin angustia, a los seis meses más o menos se observa que el cabello se ha renovado y ha crecido nuevo pelo. En este período es aconsejable cuidar mejor que nunca el cuero cabelludo, para que los nuevos cabellos nazcan con fuerza y se desarrollen siguiendo sus fases correspondientes.
Perjudican al cabello...
 Aunque son muchas las causas que contribuyen a la caída del cabello, y cada una de ellas precisa un diagnóstico y tratamiento específico, citaré las más importantes.
+ Traumatismos en el cuero cabelludo.
+ Adelgazamientos excesivos.
+ Excesivas aplicaciones de cosméticos.
+ Trastornos metabólicos (diabetes).
+ Anemia por falta de hierro.
+ Micosis (hongos).
+ Trauma psíquico.
+ Infecciones.
+ Desarreglos hormonales.
+ Alteraciones de origen terapéutico.

 

domingo, 12 de noviembre de 2017

Cabello: Cuidalo todo el año, 2ª y ultima parte


12 productos para cuidar el Cabello 

Weleda

Aceite capilar nutritivo
  
Compuesto de extractos oleosos de aceite de flores de trébol, aceite de cacahuete, raíz de bardana y aceite esencial de lavanda, este aceite capilar crea una envoltura protectora para los cabellos secos o castigados, a la vez que fortalece el cuero cabelludo.
   Se debe aplicar antes del lavado, extendiéndolo hasta las puntas y dejándolo actuar entre 2 y 3 horas, como si fuera una mascarilla.
Loción capilar de romero
  
Este producto está indicado para quienes buscan un tratamiento fortalecedor del cabello. A parte del aceite esencial de romero (que está combinado con otros aceites), contiene también extractos hidroalcohólicos de pimienta de muros y de hojas de rábano silvestre. Si se utiliza con regularidad, esta loción capilar recupera la fuerza y el brillo natural del cabello, además de regular la secreción sebácea y prevenir la aparición de caspa.
   Se aplica sobre el cuero cabelludo justo después del lavado y se da un ligero masaje para que el producto penetre bien.
Aceite de almendras                                                                                                                                                                                               El
Aceite de almendras es uno de los mejores para la piel. Es extremadamente nutritivo, por lo que además de estar indicado como limpiador facial y para prevenir las estrías durante el embarazo, también se emplea como reparador de las puntas del cabello, algo muy indicado  para después del verano.
Mascarilla nutritiva capilar
  
Formulada a base de extractos de algas y aceite de jojoba, esta mascarilla especial para cabellos secos posee una acción reparadora y conservadora. Después del lavado con el champú habitual, se aplica sobre el cuero cabelludo mojado.   Está especialmente indicada para cabellos castigados, secos o decolorados que necesitan recuperar un grado normal de
hidratación.
Cera y tinte herbal de Henna                                                                                                                                                                          La cera, a base de infusión de hoja de Henna y aceite de oliva, está indicada para fortalecer y nutrir cabellos secos, estropeados o químicamente tratados. Una vez a la semana y antes del lavado se cubre el pelo con el producto y se deja actuar de 15 a 30 minutos. Luego se aclara y se procede al avado. No es recomendable para cabellos rubios o con canas.   El tinte herbal, compuesto de Henna, polvo de planta de índigo, polvo de café y ácido cítrico, añade reflejos rojizos y da brillo a cabellos castaños y pelirrojos. Para su uso, mézclalo en 200 ml de agua hirviendo. Aplica la solución porosa resultante sobre el pelo seco desde la raíz a la punta, y cubre la cabeza con un gorro de plástico. Deja actuar el tinte entre 15 minutos y 5 horas (a más tiempo de exposición, más intensidad cíe color), lávate el pelo y aplícate un acondicionador.
Ampollas capilares C.B.X.
  
Estas ampollas están especialmente pensadas para tratamientos capilares anticaída y reforzantes. Están elaboradas a base de ingredientes totalmente naturales (jalea real, boj, ximena, ginseng y pantotenina A), que combaten eficazmente los trastornos del cuero cabelludo, corrigiéndolos de la manera más efectiva y natural.

Brillo moldeador, Serum capilar y Gel fijación fuerte
  
El Brillo moldeador proporciona definición, textura, forma y brillo al pelo, suavizando los cabellos lisos. Con una fragancia cítrica con extracto de ginseng y compuesta de pantenol y aceite de ricino, se aplica con la punta de los dedos sobre el cabello seco.
   El Serum capilar, que puede emplearse con todo tipo de cabellos, nutre y suaviza las puntas abiertas, proporcionando brillo. Se aplica sobre cabello húmedo o seco sin peinar. El Gel moldeador fijación fuerte, también con una fresca fragancia cítrica, mantiene el peinado, aporta definición y brillo.
   Para emplearlo, se aplica sobre el cabello húmedo o seco, y luego se procede al peinado. Para hacer retoques en el pelo, se aconseja humedecer el cabello.

Champú-acondicionador con algas marinas
  
Formulados a partir de un extracto natural de algas marinas (Espirulina y Fucus vesiculosus), estos dos productos de Esencial Mediterráneo hidratan y revitalizan el Cabello. El champú se debe aplicar con un ligero masaje y, después del aclarado, hay que utilizar el acondicionador, que se debe dejar actuar unos minutos y aclarar.

Reparador vitaminado con henna y jojoba
  
Este reparador pensado para cabellos dañados con puntas abiertas, nutre, refuerza e hidrata el cabello, dejándolo fácil de peinar, brillante y suave. Además no engrasa, porque es solamente absorbido por el pelo. Se aplica sobre el cabello seco o húmedo, extendiendo una pequeña cantidad de producto sobre las puntas. A la vez que hidrata y regenera, da cuerpo y textura, gracias al extracto de henna. No necesita aclarado.

Aceite natural de jojoba
  
Este aceite para cabellos secos se puede usar en estado puro o añadido al acondicionador habitual. Mejora la elasticidad de la piel y refuerza y embellece los Cabellos secos y quebradizos. Se aplica sobre la zona a tratar, frotando suavemente para ayudar a la penetración en los poros. También se puede usar como potente mascarilla regeneradora si
se deja reposar una hora antes de proceder al aclarado.

 

sábado, 11 de noviembre de 2017

Cabello: Cuidelo todo el año, 1ª parte


Este es el momento del año más indicado para ocuparte de la salud de tu pelo y cuero cabelludo. Aunque los efectos del sol y del agua ya no se pueden mitigar si tomaste precauciones durante el verano, sí puedes iniciar a partir de ahora unos cuidados especiales para recuperar el buen estado del cabello y lucirlo lo más bello posible.
Utensilios adecuados
   Todas las herramientas que entran en contacto con nuestro pelo deben agredirlo lo mínimo posible, Aquí tienes algunos consejos a seguir.
* Compra
peines, cepillos, horquillas, gomas y todo lo que emplees para peinar y desenredar tu pelo de la máxima calidad posible. Esta sencilla pauta repercutirá en la salud de tu pelo evitará que se deteriore fácilmente.                              
* Evita los peines y cepillos metálicos, ya que son muy agresivos con el pelo. 0pta por utensilios de madera, con cerdas naturales y puntas lo más redondeadas posible.
* Escoge un secador que tenga regulador de la intensidad y cantidad de aire, y nunca abuses de él. Recuerda que es conveniente alejarlo ligeramente del pelo (un palmo más o menos) y repartir el calor lo más uniformemente posible
por toda la cabeza, con la finalidad de no concentrar el calor en un solo punto. Los secadores profesionales son los más adecuados para el pelo.
Champú
   No hay que hacer caso de la idea que difunde que lavarse el pelo a diario es perjudicial. Puedes hacerlo sin problemas si usas el producto más adecuado para tu pelo (normal, seco o graso). Debes enjabonarte con la cantidad justa de producto y aclarar el cabello con agua abundante. Es muy importante que la fase final del aclarado la realices a fondo, y a ser posible con agua fría, para aportar un mayor brillo al pelo.
Truco de aromaterapia
    Te propongo un sencillo truco para hidratar tu Cabello y el cuero cabelludo. Sólo tienes que añadir una gota de aceite esencial de enebro, una de romero y una de extracto de ortiga a tu champú diario y la mezcla actuará como regenerador.
Acondicionador
   Tras la aplicación del champú, puedes acabar el lavado con un acondicionador. Estos productos ayudan a reparar el nivel de aceites naturales del pelo, aportándole brillo y elasticidad. La superficie del Cabello gozará de un mejor aspecto si empleas a diario un buen acondicionador, a vez te ayudará a desenredar el pelo sin castigarlo.
Receta casera
Acondicionador de aguacate
* Medio aguacate
*
1 cucharadita de aceite de oliva
*
1 yema de huevo
   Coloca los ingredientes en un bol y tritúralos con un tenedor.
   Bate la mezcla hasta que adquiera una textura ligera y espumosa. Aplica el acondicionador sobre el pelo recién lavado con un suave masaje, que debes acentuar en las puntas. Déjalo actuar durante
15 minutos y retíralo con agua templada.
Mascarilla
   Una vez a la semana es aconsejable sustituir la crema suavizante por una mascarilla nutritiva que aporte mayor hidratación a tu pelo. Las mascarillas son muy adecuadas en esta época del año para ayudar a recuperar el buen estado del Cabello.
Laca, gel moldeador, cera, gomina...
    Si sueles emplear este tipo de productos, intenta no abusar de ellos. Aunque sean de gran utilidad para dar el toque final a tu peinado, su uso reiterado puede perjudicar la superficie del pelo, dañarla e incluso descamarla.
   Además, no desaparecen del todo después del peinado, con lo que el pelo se ensucia con mayor rapidez. A la hora de elegir un tinte para el pelo, es conveniente conocer los efectos que tienen sobre nuestro Cabello y los productos con los que está elaborado.
   La variedad existente de tintes es muy amplia, pero no todos son inocuos con el pelo. Hay muy pocos productos que puedan ser considerados
100% naturales, a pesar de que algunos se venden como “vegetales” o por su contenido en extractos vegetales.
Consejos para la elección y aplicación
* Lee detenidamente la información que se incluye en la etiqueta del producto, sobre todo fíjate si el tinte escogido contiene amoniaco y pigmentos sintéticos, dos sustancias perjudiciales para la salud capilar, pues modifican la estructura interna del Cabello. El Cabello teñido con este tipo de tintes pierde brillo y luminosidad, pero a pesar de ello estos productos siguen siendo muy habituales en el mercado, pues ofrecen mayor variedad de colores.
* Los productos denominados “tono sobre tono” o baños de color son menos agresivos con el Cabello (aunque no son totalmente nocivos), porque a pesar de no contener amoniaco sí tienen otras sustancias que agreden al pelo, aunque en menor medida.
* Los productos decolorantes más aconsejables para el Cabello son los de efecto temporal, que desaparecen con los lavados (puedes identificarlos porque tienen un único colorante). Son más prácticos de aplicar, ya que no hay que mezclar ingredientes diferentes, y se fija en las escamas sin llegar a la estructura interna del Cabello.
* Los únicos tintes que realmente se pueden considerar vegetales al 100% son los de henna, índigo o manzanilla.
La Henna
   Es el tinte vegetal más conocido, y además posee propiedades medicinales. La Henna contiene una materia prima colorante de color naranja, lo que concede a este tinte su capacidad para teñir el pelo y realizar tatuajes sobre la piel.
   La Henna es un arbusto pequeño de la familia de de las litráceas, procedente de Arabia. Es el producto conocido más antiguo que se ha usado para teñir el Cabello, y es el colorante por excelencia en Oriente Próximo para Cabello, piel y uñas.
   Esta planta se introdujo en Europa en el siglo XIX y actualmente es un ingrediente muy habitual en acondicionadores y tintes capilares. De ella se emplean para uso cosmético las flores y las hojas (después del proceso de secado se reducen a polvo), aunque también se extrae un aceite que proporciona una agradable fragancia.
   La materia colorante naranja de la henna puede dar reflejos cobrizos, rojos o caobas. El tono final del cabello dependerá del tiempo total de exposición y del color natural del pelo a teñir.
   De todos modos, las diferentes tonalidades que proporciona la Henna se deben a su combinación con otras plantas colorantes y mezclas de sales metálicas, y al ácido pirogálico (materia tánica que asegura la fijación del color).
Beneficios del tinte con Henna
·         Contrariamente a lo que ocurre con los tintes químicos, la Henna no penetra en el tallo del cabello, sino que se deposita en las escamas de la cutícula.
* El tiempo de aplicación debe ser mayor cuanto más oscuro sea el tono deseado. Hay que tener mucha precaución a la hora de aplicar Henna sobre cabellos con canas, pues tras un tiempo de exposición excesivo aparecería un tono ligeramente naranja.                                                                                                                              
* Al posarse sobre el Cabello, aumenta el diámetro del pelo, proporcionando un mayor volumen y resistencia. Al mismo tiempo, este recubrimiento vegetal actúa protegiendo el pelo de las agresiones externas.
* La Henna se puede emplear sobre Cabellos decolorados y teñidos, y con las precauciones necesarias, también es posible realizar con ella permanentes sobre cabellos teñidos.

 

 

viernes, 10 de noviembre de 2017

Bulimia o Anorexia nerviosa ¿Degadez o Desnutrición?, 4ª y última parte


   Uno de los principales inconvenientes de la desnutrición anoréxica es el gran desequilibrio entre electrolitos y oligoelementos que se produce en el organismo, por lo que siempre se recomienda tomar alimentos fáciles de ingerir, que no reduzcan excesivamente el apetito, y también que la persona que los toma tenga conciencia de que no son excesivamente calóricos. Entre ellos tenemos los jugos de frutas y de verduras y los caldos ligeros, todos ellos recién elaborados para que tengan una máxima vitalidad.
   Cuando la persona acepta el comer un poco más, introduciremos alimentos más energéticos como cereales, germen de trigo, alguna legumbre, pan integral, soja y aguacates. Los aceites ingeridos deberán ser de primera presión en frío (oliva, girasol o sésamo, por este orden), ya que otro de los problemas de la persona anoréxica es el desequilibrio hormonal (especialmente de las hormonas sexuales). En las fases de menor actividad anoréxica, recomendaremos además la toma de frutos secos. Todos estos alimentos se habrán de combinar armónicamente para conseguir una dieta correcta, variada y con las cantidades suficientes.
   También se deben tener en cuenta las “manías alimentarias” de la persona anoréxica, para evitar un rechazo mayor a todo tipo de alimentos, aunque se debe plantear, con argumentos médicos y sanitarios, con amor y con paciencia, de que aquellas aseveraciones y manías son precisamente el engendro de su propia enfermedad.
Hibisco (Hibiscus sabdariffa)
  
Las flores del hibisco también tienen una acción similar a la anterior, y dan un bello color a la infusión, recordemos que la belleza del color y el sabor de la infusión también es importante en personas que usualmente tienen manías alimentarias.                                                                                                                                      
Espino amarillo (Hipoppae rhamnoides)
  
Esta planta centroeuropea es la más rica en vitamina C de las que se conocen. Se puede tomar en forma de infusión, pero en el mercado existen diversos productos a base de su jugo, que es muy poco calórico. En estos casos, se tomarán unas dos cucharadas soperas al día y, si se desea, se podrán acompañar, por ejemplo, de un yogur natural.
Verdolaga (Portulaca oleracea)
  
Se denomina también vinagrera en razón a su gusto y es preferible tomarla en ensaladas. Las infusiones o tisanas se harán en infusión breve, de dos a tres minutos, para que conserve la mayor parte de la vitamina C que contiene.
Hipérico (Hypericum perforatum)
  
La acción del hipérico o hierba de San Juan es de tipo antidepresivo. Para conservar su efecto, debería tomarse en dosis relativamente elevadas, a razón de dos o tres cucharaditas por taza y tomando dos o tres tazas al día. También es posible tomarlo en forma de aceite (de dos a cuatro perlas diarias) o en forma de cápsulas o comprimidos del polvo o extracto seco de la planta, con igual dosificación.
Berro (Nasturtiuni officinale)
  
El berro i el equivalente a la verdolaga en su utilidad y propiedades. Tiene algo más de azufre que la anterior y puede tomarse en las ensaladas, a las cuales confiere su característico sabor. Aliñado con un poco de aceite, es un excelente complemento para la ensalada.
Fonogreco (Trigonella foenum graecum)
  
De esta planta se consume la harina de sus semillas, utilizada desde tiempos inmemoriales como estimulante del metabolismo. Se puede tomar la harina, en pequeñas cantidades (dos o tres cucharaditas diarias), o en forma de cápsulas si la persona no tolera su peculiar sabor.
Cebollino
  
El cebollino es una especia o condimento muy utilizado en cocina. Puede utilizarse en múltiples platos de verduras, hortalizas, caldos, etc.. Las hojas finamente picadas con un poco de mantequilla, aceite o nata, dan lugar a una salsa exquisita, propia de los más selectos paladares. Además, se puede hacer una infusión con dos cucharadas soperas de cebollino finamente picado en una taza de agua hirviendo y dejando reposar el contenido unos diez a doce minutos. Se puede añadir un poquito de aceite y una pizca de sal, y si se desea, un poco de pimienta blanca. Este “caldo” o infusión es un excelente remedio porque tiene muy pocas calorías, por lo que la persona anoréxica lo ingiere, segura de que no interferirá con las dietas de adelgazamiento que permanentemente realiza. El secreto está en que, en realidad, el cebollino también estimula algo el apetito, ayudando a aliviar el problema.
Oligoelementos
   Algunos oligoelementos son de utilidad para tratar la anorexia:
CU-AU-Ag (Cobre-oro-Plata)
  
Esta asociación tiene una función tónica general y estimulante del apetito. Su función principal, sin embargo, reside en el control del proceso depresivo. Se tomará a razón de dos o tres dosis diarias disueltas en un poco de agua.
Li (Litio)
   Utilizado como tratamiento antifatiga y antidepresivo y a dosis pequeñas, el litio es otro de los remedios que pueden ayudar a complementar el tratamiento psicoterapéutico.
Cu (Cobre)
  
El cobre tiene una función estimulante inmunitaria y preventiva de los procesos infecciosos. Se utiliza también de forma esporádica como complemento, puesto que al estimular la inmunidad, se da una compleja acción que se traduce en la mejoría de la salud psíquica y en un optimismo acrecentado.
                                                           Dos casos reales
Mercedes L., 17 años.
  
Estudiante, hija de familia muy rica, nunca le ha faltado nada. Ha sido educada en los mejores colegios de la ciudad, acude a clases suplementarias de música y arte dramático. Quiere ser modelo o actriz, pero tiene las caderas anchas como su madre y sus hermanas. Ha adelgazado hasta límites extremos y ha llegado a pesar 35 kilos. La ingresaron en el hospital por una hemorragia causada por la ingestión de laxantes.
   Su madre es tremendamente dominante y la riñe constantemente por su actitud, aunque no quiere comprender que su hija tiene un problema que necesita de su participación, porque en realidad está demasiado ocupada con otras cosas.
Mercedes dice: Las emociones me controlan.., me obligan a esconderme en un lugar seguro. Mi mente está distante de lo que mi corazón siente. Las únicas palabras que conozco son las de destrucción, por eso prefiero permanecer callada. No puedo acercarme a ellos, si lo hiciera me enredaría en mí misma y me derrumbaría. Tal vez tenga un corazón de piedra pero realmente sólo es de tiza, y me produce un profundo miedo la posibilidad de convertirme fácilmente en polvo.
Rebeca L., 12 años.
  
Es hija única, su familia no es de clase alta, pero sus padres la han cuidado y ha recibido todos los mimos de su tía y tío, ambos solteros. Nunca le ha faltado nada. Si quería, comer lo hacía, pero si no, en la familia había una gran preocupación. El abuelo confesaba que se ponía a bailar y hacer el tonto mientras la niña comía para distraerla. A cambio de comer, le regalaban cualquier cosa, y Rebeca aprendió bien su oficio. En su habitación hay más de ochenta muñecas y muchos juguetes. La colección de disfraces de carnaval de los últimos diez años está en su armario, pero evidentemente no los utiliza. Hace un año que dejó de comer, los bailes del abuelo ya no le interesaban, y descubrió que si comía poco, al volver a comer recibía más regalos. De todos modos, ahora está extremadamente delgada y triste.
Rebeca asegura: El reflejo me observa desde atrás, no es el mismo que tu ves, mi culpa acelera el ansia de destruir mi constancia.